lunes, 1 de junio de 2015

COMO AMAR A UN HOMBRE






Autoevalúate. Lo primordial que debes hacer antes de iniciar una nueva relación es conocerte a ti misma; realiza una introspección para que analices todos los aspectos de tu vida amorosa, tanto pros como contras para que, a partir de ello, puedas cambiar o modificar según tu criterio lo que creas más conveniente para amar un hombre como siempre lo has soñado. 

Sé congruente con lo que deseas. Para entablar una verdadera y auténtica relación de pareja, es fundamental expresar con coherencia nuestro afecto, sentimientos y anhelos. No puedes andar por la vida pidiendo una cosa cuando en realidad deseas otra, por lo que si quieres igualdad, sensatez, sinceridad, ternura, cariño y atención en el hombre que te interesa, es necesario que tú también cuentes con esas cualidades. 

Sé auténtica. No trates de aparentar algo que no eres, a los hombres no les gusta la imitación y menos cuando se trata de entablar una relación con ese alguien especial, pero eso sí muéstrale que eres una mujer linda, atractiva, segura e inteligente y que por eso lo elegiste y a nadie más.

Pon atención e interés en lo que dice. Un aspecto esencial es que atiendas a las pláticas o conversaciones que tienen y por ende le manifestarás tu cariño, apoyo incondicional y comprensión, de esa forma el hombre se siente querido y se da cuenta de que al menos hay una persona en el mundo que está al pendiente de él y por consiguiente será recíproco.

Llámale por teléfono. Actualmente ya no importa quien llame a quien, ya sea su casa o al celular, si realmente tienes interés por ese chavo que te vuelve loca, no te niegues la oportunidad de saber cómo está pero sin acosarlo, pues de lo contrario, optará por no contestarte o te pedirá que ya no lo molestes más. Una llamada al día, dos o tres veces a la semana sería lo ideal.
Pasa tiempo con él. Lo más importante de todo es tener un tiempo a solas para que se vayan conociendo con lujo de detalle y sepan sus gustos, pasatiempos, intereses, etc. Durante ese lapso la relación se irá fortaleciendo, además de acoplarse a la forma de vivir de la otra persona y permitirá que su noviazgo (con altas y bajas como en todas las parejas) se dirija a buen puerto.